Repelentes electrónicos para insectos. Moscas, mosquitos y avispas.

PRINCIPAL

PRODUCTOS

ASISTENCIA TÉCNICA

QUIENES SOMOS

CONTACTO

 

PICADURAS DE MOSCAS Y MOSQUITOS. OTRAS MOLESTIAS

Cada año, muchos niños y adultos sufren picaduras de insectos como mosquitos avispas etc.. La mayoría de los desafortunados a quienes pican los insectos, sufren dolor y molestia que generalmente dura sólo unas horas. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento, inflamación y picazón en la picadura.  

Sin embargo, algunas personas son alérgicas a las picaduras de insectos. Esto significa que su sistema inmunológico reacciona exageradamente al producto inyectado por un insecto. Después de la primera picadura, el cuerpo de la persona alérgica produce una sustancia llamada anticuerpo de immunoglobulina E (IgE), que reacciona con el toxico del insecto. La persona no experimenta comúnmente una reacción alérgica grave con esa primera picadura pero si sufre otra picadura del mismo insecto o de una especie similar, el veneno del insecto interactúa con el anticuerpo de IgE producido en respuesta a la primera picadura. Esto desencadena la liberación de histamina y otros agentes químicos que causan síntomas alérgicos.

 

Síntomas de reacciones graves 

Entre las pocas personas con alergias graves al veneno, las picaduras pueden ser de vida o muerte. Las reacciones alérgicas graves a las picaduras de insectos pueden afectar muchos órganos y desarrollarse rápidamente. Esta reacción se llama anafilaxis. Los síntomas de anafilaxis pueden incluir urticaria en grandes áreas del cuerpo, inflamación en la garganta o la lengua, dificultades para respirar, mareos, retorcijones (molestia abdominal), náusea o diarrea. En casos extremos, una rápida caída de presión arterial puede producir shock y pérdida de conocimiento. La anafilaxis debe recibir tratamiento médico de urgencia y puede ser fatal. Si usted o alguna otra persona sufre alguno de estos síntomas después de una picadura de insecto, obtenga tratamiento médico de urgencia inmediatamente.

 

Identificación de los insectos picadores

Para evitar las picadas de insectos, es importante aprender a reconocerlos y saber dónde viven. La mayoría de las reacciones a las picaduras se deben a cinco tipos de insectos: chaqueta amarilla, abejas de miel, avispas, avispones y hormigas rojas.

La chaqueta amarilla tienen marcas negras y amarillas, y se hallan en distintos climas. Sus nidos, que están hechos de material similar al papier-maché, se ubican comúnmente bajo tierra, pero pueden encontrarse a veces en las paredes de edificios, grietas o pilas de madera. 

Las abejas de miel tienen un cuerpo redondeado y “peludo” con colores café oscuro y marcas amarillas. Al picar, la abeja de miel comúnmente deja su aguijón con púas dentro de su víctima; por tanto, la abeja muere. Las abejas de miel no son agresivas y sólo pican cuando se les provoca. Sin embargo, la abejas africanas, o las llamadas “abejas asesinas” que se hallan en algunos lugares de Sudamérica y Centroamérica, son más agresivas y pueden picar en grupos. Las abejas de miel domesticadas viven en colmenas artificiales, en tanto que las abejas de miel viven en colonias o “paneles” en árboles huecos o cavidades de edificios. Las abejas africanas pueden hacer nidos en agujeros de estructuras de casas, entre postes de cercas, en llantas viejas o agujeros en la tierra u otros lugares parcialmente protegidos. 

Las avispas tienen cuerpos delgados, alargados de color negro, café o rojo con marcas amarillas. Sus nidos también se hacen de material similar al papel formando un panal circular de celdas que se abre hacia abajo. Los nidos se colocan a menudo bajo aleros, detrás de persianas o en arbustos o pilas de madera.

Los avispones son de color negro o café con marcas blancas, anaranjadas o amarillas y comúnmente son más grandes que la chaqueta amarilla. Sus nidos son grises o café, con forma de balón de fútbol americano y huecos de material de papel similar al de los nidos de chaqueta amarilla. Los nidos de avispones se hallan comúnmente en altura sobre ramas de árboles, en arbustos, en gabletes o en huecos de árboles . 

Las hormigas rojas son insectos picadores de color café rojizo relacionadas con las abejas y las avispas. Sus montículos protuberantes, comunes en los climas más cálidos, pueden medir hasta 90 cm de diámetro y 45,7 cm de altura, y pueden contener hasta 250,000 hormigas. Las hormigas rojas pueden atacar sin aviso: después de agarrar firmemente la piel de su víctima con sus mandíbulas, la hormiga roja arquea la espalda e inserta su aguijón posterior en la piel. Luego gira y generalmente pica unas ocho veces en forma circular, el veneno de la hormiga roja tienen un alta concentración de toxinas, las cuales causan un dolor que arde.

 

Prevención de picaduras

Aléjese del “territorio” de los nidos de los insectos picadores. Estos insectos son “sociales” y pican si sienten amenazado su hogar, así es que resulta importante destruir panales y nidos cerca de su casa. Dado que esta puede ser una actividad peligrosa, debe contratarse a un exterminador capacitado.

Si encuentra insectos voladores que pican, manténgase tranquilo y en silencio, moviéndose lentamente. Muchos insectos picadores buscan néctar, así es que se debe evitar parecer y oler como una flor, evite la ropa de colores brillantes y el perfume cuando esté al aire libre. Dado que el olor de la comida atrae a los insectos, tenga cuidado al cocinar, comer o tomar bebidas dulces como gaseosas o jugo al aire libre. Mantenga la comida tapada hasta que la sirva. Use zapatos cerrados y evite andar descalzo. Asimismo, evite la ropa suelta que puede atrapar insectos entre el material y la piel.

 

Tratamiento de picaduras de insectos 

Si le pica una abeja de miel que ha dejado su aguijón (con el saco de veneno conectado) en la piel, quite el aguijón dentro de 30 segundos para evitar recibir más veneno. Raspando rápidamente con la uña se saca el aguijón y el saco. Evite apretar el saco, esto inyecta más veneno por el aguijón dentro de la piel. Los avispones, avispas y chaqueta amarilla no dejan comúnmente sus aguijones.

Trate de mantener la calma, y espante estos insectos alejándolos de la piel rápidamente con movimientos deliberados para evitar más picaduras. Luego, váyase inmediatamente del área en silencio.

Si le pican las hormigas rojas, aléjelas con cuidado y para evitar más picaduras y váyase del área. Las picaduras de las hormigas rojas causan una reacción en casi todas sus víctimas. Se forma una urticaria localizada que pica donde estuvo el insecto que luego comúnmente pasa dentro de 30 a 60 minutos. Dentro de cuatro horas, se forma una pequeña ampolla donde se produjo cada picadura; se forma una herida con pus en ocho a 24 horas. Esta herida luego se rompe y cicatriza dentro de 48 a 72 horas. Las picaduras deben vigilarse para que no haya infección bacteriana secundaria. Hasta el 50% de los pacientes desarrolla grandes reacciones locales en el punto donde picaron las hormigas rojas; la inflamación puede durar varios días y puede ir acompañada de picazón, enrojecimiento y dolor.

Si se toman las medidas siguientes pueden ayudar a tratar las reacciones locales a las picaduras de insectos: 

  • Eleve el brazo o la pierna afectados y aplique hielo o una compresa fría para reducir la inflamación y el dolor.

  • Suavemente limpie las ampollas con agua y jabón para prevenir infecciones secundarias; no rompa las ampollas.

  • Use ungüentos tópicos con esteroides o antihistamínicos orales para aliviar el picazón.

 

Consulte a su doctor si aumenta la inflamación o si parece haber infección. Si tiene alergias graves a los insectos y ha tenido reacciones anteriores, trate de evitar estar solo al aire libre si hay insectos en caso de que requiera tratamiento rápido de urgencia.

 

 

Fuente:  Publicaciones de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) 

 

Si quieres conocer otros de nuestros artículos sobre los exterminadores de moscas, mosquitos y avispas y curiosidades sobre estos insectos voladores, pincha abajo.

 

Extertronic. com

ELECTRONICA ESCUDER, S.A.

Partida Sobrevela, s/n

12580  -  Benicarló

Castellón  -  España

Telf : +34 964 470 458

info@extertronic.com

Telf. Distribuidores: +34 964 470 458
Fax. Distribuidores:  +34 964 472 922

 

Volver atrás