El ciclo larval de la procesionaria del pino. Características de la plaga de la procesionaria.

La procesionaria del pino es una plaga común en la zona de Europa Sur y central, ataca a los bosques de pinos, abetos y cedros. En España se puede localizar en la península y en Baleares. Los daños que produce es la defoliación del árbol, debilitando y facilitando el ataque de otros enemigos. Además, los pelos que poseen las orugas producen urticaria, irritación de piel y mucosas.

En su etapa adulta, la procesionaria es como una polilla de mayor tamaño

Tiene cuatro estados: huevos, oruga, crisálida y adulto. Las mariposas tienen una vida sobre tres días, donde solo los utiliza para aparearse en la temporada de verano, ponen sus huevos en las copas de los árboles y en los meses de septiembre y octubre nacen las orugas después de 30 ó 40 días. Las orugas de la procesionaria construyen sus nidos en los árboles donde pasaran el invierno. A partir del mes de febrero la oruga desciende en fila al suelo, de ahí su nombre de procesionaria, donde se entierra y se formara en crisálida. A la llegada del verano la crisálida eclosiona para convertirse en mariposa adulta y reproducirse volviendo a comenzar su ciclo.

Los bolsones de procesionaria es la forma más característica de identificar la plaga.

La forma de identificar una infestación de procesionaria es, por las filas de orugas que podemos observar, los nidos o bolsones muy típicos en el invierno en las copas de los pinos y los mechones de acículas (hojas secas) de los árboles, que se producen al roer las hojas por las orugas de procesionaria instaladas en el nido. Los daños que se producen en las copas de los árboles provocan que las ramas se sequen y caigan. Por otro lado, los pelos urticantes de las orugas que se desprenden y flotan en el aire, cuando llegan al contacto con los hombres y animales domestico provocan irritación en oídos, nariz y garganta, así como reacciones alérgicas. Hay que vigilar que los niños y cachorros de perro no toquen o chupen las hileras de orugas cuando están en movimiento, o los nidos cuando se han caído al suelo

Cuando en las copas de los pinos encontramos ramas secas, es consecuencia de las orugas de la procesionaria.